Las 6 habitaciones, grandes y arrendadas con cura y atención por los particulares, disponen todas de baño privado, climatización, frigo, tv y caja de seguridad.

Podréis admirar las cortinas de lino bordadas a mano con el estilo del deshilado siciliano, los antiguos mubles de arte pobre, oportunamente restaurados; cada ambiente ha sido pensado para ofrecer a los huéspedes el máximo del confort, respetando el estilo y las seculares tradiciones sicilianas.

Los baños, funcionales y con piezas elegantes, se han arrendado con particular cura y clase.

Seremos feilces de alojaros en un ambiente caliente y familiar, típico del auténtico tipo de recibimiento siciliano.